Cinco brotes de una planta del este
de Edvard Kocbek
Julia Sarachu *


Strasne sanje

Kamor mi sezejo to noc cuti, slisim topot,
zivali vsega sveta so podivjale, zaslutile
so pogin in se besno zaplele v zakleti kolobar,
vse ceste prasne, vsa obzorja zadimljena,
smrtni preplah mogocnih teles, zavrzena tema,
od vseh strani zamolklo topotanje kopit,
kakor da se od potresa udirajo gorovja
ali kakor da so oceani prestopili bregove
ali so se zvezde utrgale z mascevalnega neba,
ena sama posastna, nedopovedljiva nesreca,
ki clovek nikoli ne bo razumel njenega strahu,
nobenega izhoda, nobene resitve, podivjane crede
narascajo, stiskajo se in podirajo druga drugo,
nabadajo se, drhtijo od groze in se penijo,
hrumijo in tulijo, besnijo in mukajo zateglo,
davijo se in drvijo v zakleti kolobar, grgrajo,
padajo in vstajajo, iztikajo si oci, rjovejo,
tulijo hripavo, trgajo svoja drobovja, hropejo,
mukajo, da odmeva po vsem temnem vesolju,
tulijo brez prestanka, mukajo in se teptajo
in gazijo po svoji krvi, tulijo v poslednjo
tesnobo sveta, padajo, tulijo, hropejo, mukajo
in brez pomoci poginjajo v sebi in v meni.

Sueños de horror

Hasta donde llegan esta noche mis sentidos, escucho el coceo,
los animales de todo el mundo se enfurecieron, presintieron
la extinción y furiosamente se enredaron en el anillo embrujado
todas las calles cubiertas de polvo, todos los horizontes llenos de humo
alarma mortal de los cuerpos poderosos, oscuridad anulada
desde todos lados un coceo ahogado de cascos
como si por un terremoto se hundieran las cadenas montañosas
o como si los océanos desbordaran las orillas
o las estrellas se desterraran del cielo vengador,
una desgracia sola, terrible, indescriptible
este temor nunca será comprendido por el hombre,
no hay salida, no hay salvación, manadas enfurecidas
crecen, se aprietan y se derriban una a la otra,
se clavan, tiemblan de horror y echan espuma,
producen estrépito y aúllan, obstinadamente se enfurecen y mugen,
se sofocan y avanzan hacia el anillo embrujado, regurgitan,
caen y se levantan, se arrancan los ojos, rugen,
aúllan roncas, desgarran sus tripas, resollan,
así vibran por todo el universo oscuro,
aúllan sin cesar, mugen y se pisotean
se empantanan a través de su sangre, aúllan a la última
angustia del mundo, caen, aúllan, resollan, mugen
y sin ayuda se extinguen en sí y en mí.

Ni vec gospodarja

V cisti mesecini se mi odpira
blag pogled na vesolje in me
hkrati moti; ali nekaj manika ocesu
ali je narobe s podobo sveta.
Obracam se nemiren in zacutim:
svet nima vec gospodarja.
Porazna praznina ze v barvah
in nenaden strah v mojih besedah
zasepeta: Res je, ni vec gospodarja.
In ko se ozrem v sonce in na ljudi,
ki se naglo srecujejo, ko se selijo
in se niti v majhnih stvareh ne
razumejo, vem: Nimamo vec gospodarja.
Gledam dalje in naprej, gneca v zgodovini
in praznina v znanosti in legendah:
vse celote razpadajo, ker ni gospodarja.
Nihce ne ve vec, kaj je dobro in kaj zlo,
navade se drobijo, smrt plasi ljudi:
tiho vedo: ne poznajo vec gospodarja.
Otroci so zaceli naglo rasti in se ljubiti
kakor divje in strupene zeli, ker ni vec
gospodarja. Nekdo je mehko zaigral na
flavto, vsi drugi pa so ga pijano
prekricali, ker ne poznajo vec strahu pred
gospodarjem. Deklica v desnem kotu me
gleda in druga prihaja z leve strani
in naenkrat jih je mnozica razuzdanih,
kakor da ni vec zapovedi in prepovedi,
in nad nami ssveter in se spreminja
v narobe svet, srne se podijo cez nase
sssence in ribe svigajo skozi nas plot,
kakor da nimamo vec gospodarja.

Ya no está el amo

A la luz clara de la luna se abre
una dulce vista del cosmos
pero me molesta; o algo le falta al ojo
algo anda mal con la imagen del mundo
me vuelvo intranquilo y siento:
ya no hay amo.
Un aplastante vacío está en los colores
susurra un repentino temor en mis palabras:
ya no está el amo.
Miro al sol y a la gente,
se encuentran fugazmente, al trasladarse
y no se comprenden ni en las pequeñas cosas
ahora sé: ya no tenemos amo.
Miro obstinadamente y hacia delante, aglomeración en la historia
y vacío en la ciencia y las leyendas:
todas las totalidades se desmoronan, porque ya no hay amo.
Ya nadie sabe que es el bien y que es el mal,
los hábitos se trituran, la muerte aterroriza a la gente:
en silencio saben: ya no conocen un amo.
Los niños empezaron a crecer rápido y amarse
como yuyos venenosos y salvajes, porque no está
el amo. Alguien suavemente desató
la música, todos los demás borrachos
la taparon con gritos, porque ya no conocen el temor
al amo. Una joven en el rincón derecho
me mira, otra llega del lado izquierdo
y de pronto hay una multitud de gente libertina
como si ya no hubiera mandamientos y prohibiciones,
sobre nosotros rumorea el viento y el mundo
se vuelve al revés, las corzas corren por nuestras
sombras, los peces atraviesan veloces nuestras vallas,
ya no está el amo.

Na vratih zvecer

Mati hcerki zvecer
ko se odpravlja
vsa lepa in cista
mati hcerki na vratih
da bi jo ustavila
mati hcerki na vratih zvecer
da bi jo ustavila in ji povedala
da bi ji povedala sporoceno iz davnine
mati hcerki na vratih zvecer
sporoceno iz davnine in danes osramoceno
in ze jo stisne v grlu da ne zmore stavka
kakor ga nobena mati ni zmogla
nobena mati hcerki na vratih zvecer
hcerki in njenemu zarodu
kajti hcerka se bo vrnila
vrnila se bo spremenjena
vrnila se bo svojim sadom
tudi njo bo nekoc stisnilo v grlu
in njeno hcerko in hcerke hcerko
na vratih zvecer.

En la puerta de noche

La madre a la hija de noche
cuando parte
linda y pulcra
la madre a la hija en la puerta
para detenerla...
la madre a la hija en la puerta de noche
para detenerla y decirle...
para darle el mensaje de antaño
la madre a la hija en la puerta de noche
el mensaje de tiempos antiguos y hoy vergonzante
y por eso se le hace un nudo en la garganta y no le salen las palabras
y no puede decir la única frase salvadora
como ninguna madre pudo
ninguna madre a la hija en la puerta de noche.
a la hija y a sus crías
porque la hija volverá
volverá cambiada
volverá con su fruto,
también a ella alguna vez se le cerrará la garganta
y a su hija y a la hija de la hija
en la puerta de noche...

Ljubljenje

Biti moras cim bolj preprost,
to je edina dolocena popolnost,
kadar si vsakikrat svezin nov
in dobro ves, da je vse revno
razen tihega ljublenja.
Moci mi prihajajo iz bridkih korenin
in iz nevidno globokih obredov zemlje,
kjer smo vsi domain smo zdaj
le na kratkem in veselem izletu.
Ljubljenje je edina popolnost,
izpolniti jo mores le kot bitje,
pripravljeno za nenadno potovanje,
vsi drugi nacini so namisljeni dosezki.
Vse drugo je lazniva, navidezna moc.
Edino v ljubljenju se ocistimo
za prihodnost in se pripravimo
za iznajdljivo molitev. Zato se
resnicno lepe deklice znajo zanicevati
in so v ljubezni preserno malomarne.
Pod zvezdami je dovolj prostora za
popolno ljubljenje. Pojdimo v miru
v neznano in rodovitno noc.

Del amor

Debés ser lo más simple posible
esa es la entereza perfecta
cuando sos fresco y nuevo
bien sabés que todo es pobre
menos el silencioso acto de amar.
Las fuerzas me llegan de las raíces amargas
y de las ceremonias de la tierra invisiblemente profundas,
donde todos estamos en casa y estamos ahora
solo en un corto y alegre viaje.
Amar es el acto más completo del hombre,
solo podés cumplirlo como un ser vivo
dispuesto para el viaje inesperado,
todas las otras maneras son logros ficticios.
Todo lo demás es una fuerza mentirosa y aparente.
Solo en el acto de amar nos purificamos
para el futuro y nos preparamos
para la vida del espíritu. Por eso
las jóvenes bellas conocen el desdeño
y son en el amor alegremente indolentes.
Bajo las estrellas hay justo espacio
para el acto de amor completo. Vayamos en paz
hacia la noche desconocida y fértil.

Cas pesmi

Pravijo: cas pesmi zahaja,
clovek je prodal presezke,
primanjkljaji so utrudljivi,
strah pred smrtjo unicuje
poetiko za poetiko,
kar pisemo, so le znamenja,
samo norec je to, kar ni.

Vs ismo utrujenem prostoru.
Cas zahaja in zopet vzhaja.
Sleherna tema je cudezna.
Sleherna zmeda je zdravilo.
Sila in nemir se ne ustavita.
Domacija je odsla na tuje
kakor deklica pred zrcalo,
razveselila se je obraza,
morje je neznansko globoko.

Zdaj se vracam, mila moja.
Vrtnarici sije dlan od carov.
Nikoli ne ponovi kretnje.
Posnemam jo v tetoviranju
vsega zivega in izgubljam strah.
Iz sedmih ran svete norosti
puhti omama neverjetne govorice.
Odhajam v podivjane pokrajine.
Vse svoje njive sem dal v prelog.
Matica mi je kar naprej na prahi.
Spoznali me boste po bosih nogah
in po globokih sanjah o gori,
ki je odsla k preroku.

El poema del tiempo

Dicen: el tiempo del poema declina,
el hombre vendió lo que le sobraba,
cansa conseguir lo que falta,
el miedo a la muerte destruye
una poética tras otra,
lo que escribimos, son solo signos,
solo el loco es, lo que no es.

Todos estamos en un espacio agotado.
El tiempo declina y vuelve a surgir.
Cada tema es milagroso.
Cada desorden es remedio.
La fuerza y la inquietud no cesan.
El hogar partió hacia el extranjero
como una joven frente al espejo,
que se alegró al ver su rostro;
el mar es inmensamente profundo.

Ahora estoy volviendo, querida mía.
Resplandecen las primicias en la mano de la jardinera.
Su gesto se renueva siempre.
La copio en el tatuaje
de todo lo que está vivo y pierdo el miedo.
De las siete heridas de la sagrada locura
se desprende una embriaguez increíble del lenguaje.
Me marcho hacia las regiones salvajes.
Convertí todos mis campos en tierras baldías.
La reina copula incesantemente.
Me van a reconocer por los pies descalzos
y por el sueño profundo sobre la montaña,
que se fue con el profeta.
Autor
Edvard Kocbek (Eslovenia 1904/ 1981) es uno de los autores más importantes de la literatura eslovena del siglo XX, fue poeta, narrador, ensayista y traductor. Se unió a los partizanos (guerrilleros comunistas que luchaban contra la ocupación nazi) durante la segunda guerra mundial, fue héroe de guerra y luego funcionario del régimen socialista durante la época de Tito. Se transformó en una figura muy controversial; en sus escritos intentaba demostrar las coincidencias entre el cristianismo (su fe religiosa) y el socialismo (su idea política), esto lo puso en la mira del régimen del cual formaba parte, fue espiado y confinado a vegetar en un cargo políticamente irrelevante de por vida. Por otro lado, también fue criticado por la derecha por haber sido parte del régimen, y acusado de complicidad por no denunciar oportunamente las matanzas que llevó a cabo el socialismo después de la guerra. No encajaba en los moldes convencionales y murió incomprendido, recién a partir del 2000 se comienza a rescatar su figura, reeditan sus escritos y actualmente se considera uno de los autores más influyentes de la poesía eslovena contemporánea.
*Traductora
Julia Sarachu nació en La Plata, Argentina, en 1976. Es Licencia y Profesora en Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Trabaja como profesora de Prácticas del lenguaje en enseñanza media, superior y capacitación docente en la ciudad de La Plata. También es investigadora de la cátedra de Literaturas Eslavas de la carrera de Letras (UBA), y cursa el segundo año de estudios de Doctorado en Letras (UBA). Forma parte del grupo que dirige la editorial Ediciones Gog y Magog, especializada en poesía y narrativa latinoamericana contemporánea, y traducciones. Publicó Transformaciones (2004), Cuatro ojos ven más que dos (2005), Las bellezas del lobo (2007), Muñequitas rusas (2009); y las traducciones de poesía eslovena El imán del poeta de Simon Gregorcic (2008), La tierra desolada de Alojz Gradnik (2009) y Mujer ajenjo de Svetlana Makarovic (2010). Actualmente trabaja en la traducción de una antología de poemas de Edvard Kocbek. La traducción de Cinco brotes de una planta del este de Edvard Kocbek fue hecha con la colaboracion de Mojca Jesenovec.