Doña María
María José Galliano


Doña María

Doña María es un sexteto acústico que recrea canciones del repertorio popular, partiendo del folklore latinoamericano y los lleva a una instancia actual de sonido global. Desde el cruce de ritmos tradicionales con músicas urbanas y modernas propone una fusión original y con raíz. Surgen en el oeste del Gran Bs As a mediados de 2005 y ya tienen un disco independiente editado en 2009 que vendió 3.000 unidades. A la música folklórica argentina y latinoamericana le suman sonoridades y ritmos de otros géneros musicales como el rap, la cumbia, el dub, el pop y elementos de la electrónica. En 2010 editaron un EP digital de remixes, para descarga gratuita en www.donamariaweb.bandcamp.com // www.donamaria.net

Influencias musicales: todas las músicas populares y la improvisación.

1 - ¿Te sentís parte de un circuito o escena? ¿Cuál? ¿Qué características tiene?
Es difícil encasillar a Doña María en un estilo musical y por eso es difícil formar parte de un circuito o escena particular, pero a la vez eso hace que podamos adaptarnos a distintos lugares y situaciones, como una fiesta electrónica, una peña, un teatro o un festival. Está bueno poder tocar en contextos muy diferentes, para públicos muy diversos y ver cómo llega nuestra música a gente muy diferente.

2 - ¿Qué ves en el panorama actual que te resulte positivo?
Creo que lo positivo es que es muy fácil acceder a música muy diversa. Es fácil almacenarla y transportarla, y eso facilita mucho la difusión. Hace que puedas escuchar música de cualquier lugar del mundo. Esa posibilidad de acceso a músicas muy diversas, es muy enriquecedora para los músicos a la hora de producir, y para todas las personas en general.

3 - Además de la música ¿qué otra expresión artística u oficio te mueve?
Me gusta la fotografía. Disfruto mucho de sacar fotos, de observar formas y colores. También me gustan las plantas.

7 - Un fragmento de una canción tuya.
Metido en un silbido transita por la selva lijando las picadas, y los huesos se le hacen cedro, roble, lapacho, guayacán o tipa blanca.

Herido de paisaje, retumban en su pecho los bombos de las hachas, y se pasa los días lentos lacios, tendido sobre el humo de su chala.

Total cuando haga noche en medio de la huella y se eche largo a largo, debajo de algún tala, el diablero, mirando las estrellas, ya ni se acordará de cuánto gana

Levando hasta la sierra el duro y silencioso rollizo de la carga, se le vuelve la sangre sombra, tierra, paloma, garañon, viento y baguala.

Hermano del sendero, el perro de la luna le lame las pisadas y dormita su pena, manso, flaco, tirado en un rincón viejo del alma."

Fragmento de La diablera, canción de Hilda Herrera y Nella Castro

(no es nuestra, como casi todos los temas del disco, pero es muy profunda y describe la vida de un hachero)
.