Sueño con cebollas
Natalia Carmen Casielles *


Cuando están crudas anuncian pequeñas dificultades que no tendrán gran significado en el desarrollo de los acontecimientos. Si en cambio las vemos cocidas, indica que seremos presa de una inquietud exagerada que no nos dejará ver las cosas en su justa medida.


Personajes
Francisco: es un niño con cara gastada, con cara de adulto, con cuerpo de niño, vestido con pantalones de corderoy marrones, remera rayada, pullover escote en v, medias de nylon y zapatos de cuero acordonados
Amelia: es una mujer que esta ida, que es joven, que es madre, que tiene el pelo negro, que lleva un vestido de entrecasa
Teresa: es una mujer que es joven y tosca, que lleva una polera azul, pollera y zapatos marrones
Alberto: él no está


Teresa abre la alacena, caen cebollas que se desparraman por la cocina. Entra Francisco apoya un paquete en la mesada, la ve a Teresa y se para frente de ella

Francisco: ¿me vas ayudar?
Teresa: ¿con qué?
Francisco: con la tarea
Teresa: primero se saluda
Francisco: hola Teresa
Teresa: hola Francisco
Francisco: ¿y?
Teresa: ¿y qué?
Francisco: ¿me vas ayudar?
Teresa: ¿con qué?
Francisco: con la tarea
Teresa: siempre te ayudo
Francisco: por eso siempre te pregunto
Teresa: primero comé algo y después hacemos la tarea
Amelia: ¿qué te compraste?
Francisco: gofio
Amelia: eso no es comida
Francisco: dijiste lo que quiera
Amelia: necesitás alimentarte bien, tenés que estar fuerte
Francisco: no quiero ser fuerte quiero ser débil
Amelia: sos el hombre de la casa ahora , tenés que ser fuerte
Francisco: quiero ser tan débil como el perro
Amelia: ¿de qué hablas?
Teresa: ayer quisimos rescatar a un perro, no es nada
Amelia: ¿no es nada? , ¿Y por qué ya no me contás más nada Francisco?
Francisco: un perro, había un perro, a la salida de la escuela, ayer había un perro en la esquina atado a un poste de luz, estaba atado con una soga de alpillera
Teresa: arpillera
Francisco: estaba atado y era muy flaco, tan flaco que le salían las costillas por entre la carne, con Teresa quisimos desatarlo y darle de comer pero él con la poca fuerza que tenía nos quería morder.
Teresa: encima nosotros seguíamos ahí tratando de ayudarlo.
Francisco: yo me puse a llorar, no podía parar de llorar, parecía que tenía como una pila de cuadernos de matemáticas que se me venían encima y no la podía frenar y no podía parar de llorar
Amelia: ¿y que pasó?
Teresa: se murió
Amelia: ¿se murió?
Francisco: se ahogo con la soga tratando de defenderse de Teresa y de mí
Amelia: es horrible
Teresa: horrible
Amelia: por eso llegaste tarde ayer
Francisco: no
Amelia: ¿no?
Teresa: llegamos tarde porque fuimos a tomar helado
Francisco: me invitó Teresa
Amelia: ¿y tanto tardaron en comprar un helado?
Teresa: no había de chocolate y Francisco tardó en decidirse que otro gusto quería
Amelia: ¿cómo no va a haber? si es el gusto más común el chocolate
Francisco: por eso, lo común se termina rápido
Amelia: a veces decís cosas que parecen de una persona mayor

Suena el timbre, sale Teresa, Francisco se pone a juntar las cebollas del piso y a ponerlas en una caja

Francisco: ¿cómo de que edad?
Amelia: no sé, de alguien más grande
Francisco: ¿te acordás como de qué edad?
Amelia: ¿cómo que si me acuerdo?
Francisco: ¿me estás hablando como si yo tuviera cuantos años mamá?
Amelia: como la edad que tenés Francisco ¿qué preguntas son esas?
Francisco: ¿pero qué edad tengo para vos?
Amelia: ¿cómo para mí? tenés la edad que tenés para mí y para todos los demás
Francisco: ¿estás segura?
Amelia: ¿por qué me hablas así?
Francisco: para saber si estás completamente segura de lo que decís mamá
Amelia: me voy a acostar un rato mejor
Francisco: ¿me dejás solo?
Amelia: voy a mi pieza, acá al lado
Francisco: no me dejes
Amelia: yo no te dejo, me voy a dormir. Necesito acostarme para tener un poco de fuerzas y seguir guardando las cosas
Francisco: ¿y qué vas a soñar?
Amelia: no sé eso Francisco
Francisco: ¿por qué no lo sabés?
Amelia: ¿cómo puedo saberlo?
Francisco: tendrías que saberlo
Amelia: ¿por?
Francisco: el sueño ya está dentro tuyo mamá
Amelia: desde que duermo sola no sueño
Francisco: ¿y cuándo estaba Alberto qué soñabas?
Amelia: no es necesario que vos le empieces a decir Alberto
Francisco: ya no se si quiero llamarlo papá
Amelia: algún día tampoco a mí me vas a querer llamar mamá
Francisco: ¿por qué?, ¿Te vas a ir?
Amelia: no porque yo quiera
Francisco: ¿estás enferma?
Amelia: por el momento no
Francisco: Teresa me dijo que trate de no prestarle atención a las cosas que decís
Amelia: ¿te dijo que no me prestes atención?
Francisco: a vos no, a las cosas que decís
Amelia: yo soy mis cosas y mis cosas soy yo
Francisco: es que a veces no entiendo
Amelia: es simple de entender
Francisco: no sos simple
Amelia: me voy a dormir

Amelia sale. Entra Teresa con un paquete en la mano

Teresa: tomá Francisco, esto llegó para vos

Francisco agarra el paquete lo abre sobre la mesa

Teresa: ¿qué te trajeron?
Francisco: (riéndose) El sistema de compras por correspondencia conviene más porque usted se informa en su casa sobre el detalle que más le interesa, sin presiones, en el momento que usted quiere.
Teresa: ¿qué decís?
Francisco: Selecciones
Teresa: pensé que tu mamá las había dado de baja
Francisco: siguen llegando por correo, me anoté en un catálogo de compras
Teresa: ¿te compraste el diccionario disco libro que querías?
Francisco: no
Teresa: ¿y qué te compraste?
Francisco: el curso de telepatía
Teresa: ¿para qué querés un curso de telepatía?
Francisco: leí que podés llamar a quien quieras, incluso a alguien que no podés llamar por teléfono porque no sabés a qué número llamar, porque no sabes dónde está, podés llamar a alguien que no está ni sabes dónde está
Teresa: tu mamá no quiere que hables de tu Alberto
Francisco: eso no me importa, con la telepatía yo voy a llamarlo y si lo llamo y él me escucha, le voy a decir que hoy vuelva a casa, que vuelva a casa antes de mañana a la mañana, así viene paga todo lo que debe y no nos vamos, no nos vamos nada
Teresa: no fantasees Francisco
Francisco: Teresa
Teresa: ¿qué?
Francisco: yo puedo hacer que papá vuelva a casa
Aclaración
Este texto es una selección de un fragmento de la obra Sueño con Cebollas.
*Autora
Natalia Carmen Casielles nació en Buenos Aires en 1981. Se formó como realizadora cinematográfica en el Instituto de Arte Cinematográfico (IDAC), como actriz en el taller de Actuación y Dramaturgia del Actor a cargo de Andrea Garrote y como dramaturga en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (EMAD), cuyos maestros fueron Mauricio Kartun, Roberto Perinelli, Camila Mansilla, Alejandro Tantanián y Federico Irazábal. Es titular de las cátedras literatura y comunicación social del Instituto Comunidad Filii Dei del barrio villa 31 de Retiro, dicta talleres de escritura teatral y consultorías de textos dramáticos en el teatro Abasto Social Club.
En cine se desempeñó como productora de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) dependiente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), como asistente de dirección del largometraje "Mal del Viento" de Ximena González, declarado de interés general por el INCAA y ganador de la Beca Nacional del Fondo Nacional de las Artes y es co-directora y co-guionista del film "Huesos de Muñeca", actualmente en proceso de post-producción.
En teatro "Sueño con Cebollas", su primera obra como dramaturga y directora, recibió por parte del jurado integrado por Griselda Gambaro, Mauricio Kartun y Luis Cano , el Premio Germán Rozenmacher de Nueva Dramaturgia organizado por el Centro Cultural Ricardo Rojas (UBA) y el VII Festival Internacional de Buenos Aires. Dicha obra cuenta con la publicación del texto en versión cuatrilingûe, formó parte de los ciclos "Panorama Work in Progress", "Óperas Primas" ambos del Centro Cultutal Rector Ricardo Rojas bajo la curaduría de Matías Umpierrez, del ciclo "Marechal Óperas Primas" y actualmente forma parte de las obras seleccionadas para la biblioteca virtual del Proyecto 34º Teatro en Traducción que reúne textos dramáticos de Sudáfrica y Argentina. Su texto "Niña con cara de Jirafa", formó parte de la III Jornadas Nacionales de Investigación y Crítica Teatral organizada por AINCRIT, con la colaboración de la Fundación El libro.
Como actriz pertenece al colectivo teatral "Perfecta Anarquía" creado y coordinado por Andrea Garrote. Actualmente ensaya como dramaturga y directora la obra "La Siesta de los Pájaros".