Volver Menú
Sin piano de fondo
Daniel Perissé*
1

lluvia ciudadana

el piano suena
sin las manos de mi padre

un cigarrillo quemándose

solo
como el piano
sin las manos de mi padre

nadie controla el humo
ni la ceniza

que se esparce



2

pelea en el patio

dos guardapolvos
blancos desgarran cascaritas

una rodhesia se marea en el bolsillo

estalla hacia el piso y rueda
sangre miedo chocolate

miro la campana nublada
todo es de esa chica



3

recreos con bigotes de chocolate
Mónica y su piano

y la voz de mi mamá arrasándolo todo

tardes de otoño
cuaderno rivadavia tapa dura
con manual estrada

y la voz de mi mamá arrasándolo todo

pelea
guardapolvo negro y bolsillo roto

pienso en Mónica
y en la voz de mi mamá



4

los clavos de su pierna
de sangre oxidados

nadan nocturnos
el desarraigo

muriendo sobre el fuego
que los olvida

reencarnando



5

golpe sordo
invisible

directo al cuerpo

sangre hasta los tobillos
que no brota
mundo adverso de olores fuertes
algodones amarillos

la gente no es simpática
igual ríe

todo es yo
lejos de todo

el miedo acostado
ante tantos ojos



6

pies finos en tacos blancos

en la penumbra del día
pienso

me gusta mi maestra

soy
el mejor entre sus manos



7

en medio de tanto viento
taquicardias

ella es eso que me pasa con el café
lejos del blanco con azúcar

de vez en cuando
al alcance



8

alguien silba los tangos que nadie canta

cuatro para un disgusto

la radio ríe

el violín se mece en mi pereza
y no suena

desafinado no toco



9

él se va
sin salir del borde

hablábamos demasiado
de otras cosas

sobre tejados cóncavos
crecía la verde adrenalina
bajo mis pies de niño

por él fui él
para él
sin piano de fondo

el perro muere por su amo y esconde su nombre

en sueños descascarados
murmullos nuevos

por el filo de la fe

las paredes transpiran
la humedad de las sombras
*Autor
Daniel Perissé nació en la argentina en medio de la década del 60 y en el medio del mes de abril. Es el segundo de tres hijos, el del medio, de una familia tipo “clase media”. Pero una cosa importante, no ha dejado las cosas tan a medias, actualmente maneja un teatro llamado “La Voltereta” en el barrio de devoto junto a otra hermana que le dio la vida, Norma Lichtenstein, y junto a ella da clases de teatro a más de 70 alumnos en grupos de todas las edades. Aparte de ser profesor, actor, clown y director, ha escrito y adaptado obras de teatro para chicos y adultos, las cuales ha representado casi en su totalidad. Escribe poesía desde adolescente y ha intentado “a medias” publicar sus poemas. El igual está agradecido a la poesía porque ésta fue la que lo condujo a estudiar teatro por una recomendación del escritor Antonio Dal Masetto. Es medio sensible y le encanta el helado de chocolate y hacerle promesas a la luna.
En estos días está presentado un libro de poesías " No ves que blanco soy" (Tocadesata Ediciones, 2009)