Volver Menú
Gustavo López
Gustavo López*

1 - La tecnología ha permitido que resulte igual de fácil escuchar discos pirateados que discos comprados. ¿Pasa lo mismo con el libro? ¿Hay un público lector preparado para leerlo todo desde la pantalla?

Aun no pasa pero estoy convencido que pasará, todavía no están disponibles y a buen precio los mp4 de los libros, y los accesos que están siendo custodiados del pirataje con 200 ojos, las editoriales y los angurrientos de la indústria del libro no quieren que les pase lo mismo que a las discográficas. Pero ya les buscaremos la vuelta para que el acceso sea fácil y barato, en lo posible gratis, o pagando, preferentemente lo más posible, directamente al autor. Aunque creo que el concepto de autor también empezará a entrar en crisis.
Con la nueva tecnología las pantallas son opacas, con la misma textura del papel, se pueden señalar, marca editar, seleccionar, cambiar de fuente y tamaño, vincular a través de Internet con otros textos y en un solo artefacto podemos acumular unos 2000 libros. Así y todo es posible que un lector romántico, enamorado de la jerarquía afectiva que tienen los libros de papel no se acostumbre pero las nuevas generaciones, sin duda, a partir de un vínculo con lo digital diferente que mi generación. Se manejaran naturalmente con estos formatos.

2 - Si el libro, como soporte, ha modificado las pautas de escritura y de lectura de manera significativa (el tránsito de la cultura oral al mundo de la escritura lo es también de la poesía a la prosa). ¿La aparición de Internet implicaría algún cambio de formato? ¿Hacia qué dirección?

Seguro que sí, de hecho ya están produciéndose nuevos formatos narrativos, hace una semana leí la noticia de una editorial que lanzó unos libros híbridos de unas ficciones en las que, unas partes de las mismas, se resolvían a través de unos videos especialmente producidos que se podían bajar de la red o del teléfono móvil.
Las direcciones hacia las cuales este movimiento se puede desplegar son varias. Creo que se irá dando una unificación y mestizaje de lenguajes y formas de expresión a partir de la versatilidad que los productos digitales proponen

3 - Hay quienes afirman que este cambio afectará los modos de lectura y, por consiguiente, llevará a la decadencia al reinado del libro impreso, pero, ¿es esto así? ¿Uno reemplaza y perjudica al otro inevitablemente?

Creo que el libro impreso tendrá un espacio de producción que le es propio y que incumbe al uso de sentidos como la vista (mirar objetos reales a 30cm de los ojos) el tacto, olfato. Es muy posible que el libro ocupe un lugar preponderante como formato de arte, pero estoy convencido que los textos en los formatos que normalmente aparecen en los libros (columnas de tipografía en edición clásica) circularán por los libros digitales. Con el agregado de que podrán vincular el texto a imágenes, sonidos, otra información hipertextual, etc.

4 - Hay textos muy malos en los blogs, también cosas buenas pero ¿hay una literatura específica a dicho formato?

Claro, la escritura de los blogs, su circulación y recepción es específica en muchos casos de ese formato. Lo que evalúo como positivo justamente es la posibilidad que haya muchísimo y su acceso y salida sea muy veloz y fácil. Pero debemos ver esta expansión del campo acompañada de cambios de paradigmas culturales que se están dando en este momento y que ayudan a percibir todo el conjunto con una tónica menos apocalíptica.

5 - Si bien es evidente que la circulación de revistas o libros por Internet tiene ciertas particularidades respecto a su circulación impresa ¿Hay realmente un cambio sustancial en cuanto a la forma de consagración de las obras?

En este sentido es difícil aun sacar conclusiones ya que estamos en medio del río y las cosas están cambiando día a día, creo que hay que esperar cómo se acomodan los melones en el viaje.

6 - Si estar on-line sería indispensable porque la conexión global, masiva, lleva a pensar que estamos cerca, dada la propia comunicación, precisamente con quien no está a nuestro alcance real e inmediato; entonces ¿la conectividad implica pobreza?

Me parece que no.

*Autor
Gustavo López (Bahía Blanca, 1959) es artista plástico, curador y editor. Fundó y dirige las revistas VOX y VOX virtual, impulsoras desde Bahía Blanca de la renovada escena poética de los últimos años. Es además editor de la colección de poesía de ediciones VOX. Ha curado numerosas muestras y dicta clases de gestión cultural y arte contemporáneo.