Volver Menú
Ronald Flores
Ronald Flores*

1 - La tecnología ha permitido que resulte igual de fácil escuchar discos pirateados que discos comprados. ¿Pasa lo mismo con el libro? ¿Hay un público lector preparado para leerlo todo desde la pantalla?

Pienso que a los escritores y escritoras les entusiasma la nueva facilidad para difundir sus obras, aunque eso provoque angustia a los dueños de los medios de producción y distribución de libros. Hay un público lector super-preparado, particularmente entre quienes han crecido adaptándose a los cambios tecnológicos. Sólo quienes tienen una mentalidad conservadora temen el cambio.

2 - Si el libro, como soporte, ha modificado las pautas de escritura y de lectura de manera significativa (el tránsito de la cultura oral al mundo de la escritura lo es también de la poesía a la prosa). ¿La aparición de Internet implicaría algún cambio de formato? ¿Hacia qué dirección?

Una nueva plataforma debería implicar un cambio de formato, hacia múltiples direcciones. Por ejemplo, es posible retormar a la oralidad del relato por medio de un podcast o a performances en vivo por medio de live-feeds. También el libro con ilustraciones se puede convertir en v(ideo-b)ook. Las posibilidades para innovar están ahí, a menos que seas de los que busquen hacer lo mismo de siempre, que el futuro sea igual que el pasado.

3 - Hay quienes afirman que este cambio afectará los modos de lectura y, por consiguiente, llevará a la decandencia al reinado del libro impreso, pero, ¿es esto así? ¿Uno reemplaza y perjudica al otro inevitablemente?

No. Cada quien con su gusto. Pero la franja de consumo del libro impreso (que nunca fue muy ancha) disminuirá su marketshare.

4 - Hay textos muy malos en los blogs, también cosas buenas pero ¿hay una literatura específica a dicho formato?

Existe, te daré un ejemplo: visita mi blog y saca tus propias conclusiones.

5 - Si bien es evidente que la circulación de revistas o libros por Internet tiene ciertas particularidades respecto a su circulación impresa ¿Hay realmente un cambio sustancial en cuanto a la forma de consagración de las obras?

Nunca pensé en obras consagradas porque siempre he considerado que la literatura es una práctica secular. La circulación de "libros" por internet, además, está en su etapa inicial. Por ejemplo, en los blogs, el número de lecturas, de comentarios, de personas que "linkean" una entrada, que copian una entrada y la envían por email (que luego se vuelve cadena) puede ser una nueva forma de singularización, de entrar al canon efímero de la literatura instantánea.

6 - Si estar on-line sería indispensable porque la conexión global, masiva, lleva a pensar que estamos cerca, dada la propia comunicación, precisamente con quien no está a nuestro alcance real e inmediato; entonces ¿la conectividad implica pobreza?

La conectividad implica nuevas posibilidades para la tradicional comunicación humana. Esa comunicación puede ser compleja o simple, puede provenir o llegar a una persona compleja o simple.

*Autor
Ronald Flores (Guatemala, 1973) obtuvo una maestría en literatura comparada en la University of Texas en Austin. Algunas de sus novelas son Último silencio (2001), The señores of Xiblablá (2003), Stripthesis (2004), El informante nativo (2007) y La rebelión de los Zendales (2008). Su blog es www.ronaldflores.com