Volver Menú
Ignacio Alcuri
Ignacio Alcuri*

1 - La tecnología ha permitido que resulte igual de fácil escuchar discos pirateados que discos comprados. ¿Pasa lo mismo con el libro? ¿Hay un público lector preparado para leerlo todo desde la pantalla?

Yo hice el intento. No de piratear, de leer capítulos de un libro en el monitor (para el caso no importa de qué manera accedí a la información). Es engorroso, terrible para los ojos. No ocurre lo mismo con el cómic, no creo que sea un tema de "papel o no papel" sino de saltar al renglón siguiente en un monitor. Imprimir es caso salvo que uno tenga una impresora láser, pero aún no son populares. Para cuando lo sean, el iBook ya va a estar en todas las casas y eso sí podría patear la estantería.

2 - Si el libro, como soporte, ha modificado las pautas de escritura y de lectura de manera significativa (el tránsito de la cultura oral al mundo de la escritura lo es también de la poesía a la prosa). ¿La aparición de Internet implicaría algún cambio de formato? ¿Hacia qué dirección?

En mi humilde opinión Internet es tan demócrata que puede volverse injusta. Permite la publicación de infinitos puntos de vista (periodísticos, poéticos o creativos en general), lo que puede dificultar la búsqueda de material de calidad. Pero estoy totalmente convencido de que es mejor que la selección la haga uno, a que la haga un grupo de editores viejos y anónimos. Igual el papel sigue teniendo mucho peso, y habrá que esperar al iBook o similares, para ver el verdadero choque de formatos.

3 - Hay quienes afirman que este cambio afectará los modos de lectura y, por consiguiente, llevará a la decadencia al reinado del libro impreso, pero, ¿es esto así? ¿Uno reemplaza y perjudica al otro inevitablemente?

El que puede sentirse "perjudicado" es el tipo que se gana la vida encuadernando libros o vendiendo papel. Acá el que importa es el lector, y si tiene una mayor variedad de caminos para llegar a la obra, incluso con posibilidades de acceder por menos dinero, ¡aleluya!

4 - Hay textos muy malos en los blogs, también cosas buenas pero ¿hay una literatura específica a dicho formato?

En mi caso particular, que tengo un blog hace cinco años, conforme tuve la oportunidad de escribir para otros medios, encontré que lo que "quedaba" para el blog era una reflexión más cotidiana, mucho más inmediata, y que no importa si por lo sesgada queda afuera el 99% de Internet. Es gratis, así que no se quejen. Después, hay de todo. Creo que la poesía ganó un gran lugar en los blogs dentro de un mercado muy pequeño, además de autores que prefieren publicar de manera anónima.

5 - Si bien es evidente que la circulación de revistas o libros por Internet tiene ciertas particularidades respecto a su circulación impresa ¿Hay realmente un cambio sustancial en cuanto a la forma de consagración de las obras?

Si te referís a la forma en que determinados textos son "elegidos" como mejores por la gente, me remito a la respuesta de la segunda pregunta, en el sentido de que la consagración llega por los lectores comunes y corrientes, y no por operadores culturales que muchas veces no laten al mismo ritmo que el público en general.

6 - Si estar on-line sería indispensable porque la conexión global, masiva, lleva a pensar que estamos cerca, dada la propia comunicación, precisamente con quien no está a nuestro alcance real e inmediato; entonces ¿la conectividad implica pobreza?

Creo que es hora de barajar y dar de nuevo. La conexión global llegó para quedarse, así que debemos dejar de lado los grandes miedos (que la comunicación lejana es implícitamente más pobre que la cercana) y adoptar las nuevas tecnologías a nuestro favor. Tomar de las riendas a la autopista de la información para evitar la pobreza y sacarle provecho a la conectividad.

*Autor
Ignacio Alcuri (Montevideo, 1980) es autor de Sobredosis pop (2003), Combo 2 (2004), Problema mío (2006) y Huraño enriquecido (2008). Integra el equipo de prensa de Montevideo Portal , es guionista y conductor del programa televisivo Reporte Descomunal , columnista de El país de los Domingos , parte de la sección de humor de La Diaria e interpreta un monólogo de su autoría en De Pie 2 . Desde 2004 mantiene el blog Hijo de Chuck Norris