Volver Home
Editorial

En este número, como en los anteriores, volvemos a hacernos la misma pregunta: ¿Quiénes somos? Curiosamente, la respuesta nunca es idéntica ya que aparecen nuevos detalles, a veces modificaciones sustanciales. Ese interrogante, junto con la necesidad de contestarlo una y otra vez, constituye la esencia de esta revista, su sentido que, formulado en presente, se dispara hacia otras temporalidades. Repensar quiénes somos es también pensar quiénes fuimos, quiénes queremos ser; es tratar de entender paralelamente el contexto en el que vivimos, ese que llamamos "actualidad", con la serie de causalidades y casualidades que nos condujeron hasta acá. No es entonces sólo hablar de nuestra identidad, nuestra biografía particular sino ponerla en relación para ver cómo formamos parte del entramado que nos excede y así poder analizar las influencias recíprocas. Se trata de una pregunta genérica, en apariencia simple, cuya complejidad sale a flote en la medida en que se muestra la infinidad de puntos de vista con los cuales es posible responderla. Es, en cierta medida, una pregunta que exige detener el tiempo, como en una fotografía, para responderla siempre en un momento específico y, paradójicamente, es una pregunta que conduce a una temporalidad vertiginosa, de la que dan cuenta sus variantes. Nos lleva siempre a un revisionismo, no exento de conflictos, y a establecer nuevas proyecciones, nuevos anhelos. Ahora bien, ¿quiénes somos?

Somos un grupo de personas que llevamos a cabo una revista y, para ello, tuvimos que construir este espacio, generar un proyecto, buscar materiales, proponer temas, salir a convocar y a difundir, solo por señalar algunas cosas. No Retornable es para nosotros una posibilidad de aprender, de descubrir y de hacer visible esa experiencia en la misma medida que se produce. Sobre la marcha vamos definiendo un camino a seguir, aunque todavía está en tránsito. Parte de dicho movimiento se puede ver en el staff, donde el equipo de trabajo actual difiere del originario, desde el cual sólo se mantienen el diseñador gráfico y la directora y co-editora general. Después se sumó el editor de la sección de ilustraciones, el co-editor general, y en este número se incorporó un nuevo integrante, el co-editor ensayístico. Entre todos los "co" formamos el equipo editorial en el que, a pesar de las nomenclaturas, y si bien a veces nos dividimos tareas para hacer cada uno foco en determinado seguimiento del material, trabajamos el sumario en conjunto: leemos los textos, discutimos y programamos los siguientes pasos a tomar. Claro que la revista no se hace únicamente por aquellos que componemos el staff sino que hay muchas personas que intervienen y nos ayudan con una mano (a veces dos), también son responsables de su existencia aquellos que nos mandan sus colaboraciones y los que la leen, comentan y discuten. Gracias al trabajo constante de todos los que participan del proyecto, la revista sigue creciendo.

En el número pasado se pudo ver un cambio en el diseño y en la forma de presentación de las secciones, además de la incorporación de una sección dedicada a tratar un problema que nos movilizaba: el conflicto entre el campo y la ciudad. Allí abrimos un debate sobre la situación que atravesábamos, lo que nos permitió problematizarla y plantear nuevos interrogantes que cuestionaban algunos presupuestos. Como advertimos entonces, la revista se nos ha vuelto una herramienta indispensable para poder leer el presente, pero sobre todo para interactuar con él. Es por eso que en este número decidimos renovar la apuesta y trabajar un conflicto histórico pasado para traerlo a un presente donde todavía se manifiestan sus consecuencias: la Guerra de Malvinas.

Más de una vez, cuando comentamos el tema que estábamos investigando, nos preguntaron: ¿por qué Malvinas? En parte, nosotros también nos hacíamos y aún nos hacemos esa pregunta de manera desdoblada ¿por qué tuvo lugar la guerra? y ¿por qué decidimos analizarla ahora? La única guerra que nuestro país afrontó en todo el siglo XX, de un modo desorganizado, casi suicida, es una herida abierta para muchos de aquellos que estuvieron presentes, combatiendo, pero también para los otros, que asumieron un sueño delirante de patriotismo ¿Cómo se hace para comprender una guerra que, como dijo Martín Kohan, convenía perder? ¿Qué noción de héroe se maneja cuando se habla de un conflicto cuyas características no dejan de ser, para nosotros, oscuras?

Algunas consecuencias de la guerra de Malvinas se prolongan hasta hoy en día. La subsistencia de ciertos discursos nos llevó a querer volver sobre el tema. Porque si bien es difícil entrar en categorizaciones -como la de generación, por ejemplo-, es verdad que la nuestra está doblemente marcada: por un lado, por un silenciamiento brutal y metódico, llevado a cabo por la última dictadura, y por otro, por la huella de esa derrota que significa la guerra de Malvinas. No Retornable es, principalmente, una revista literaria pero, en la misma medida que esa gran matriz narrativa llamada Historia nos interpela, nosotros iremos detrás de ella, intentando descorrer el velo para acercarnos más a una respuesta que, lo sabemos, no será definitiva. Buscamos, de ese modo, que el lector también haga un análisis, se sumerja en los textos y los ponga él mismo en discusión.

Cuando intentemos contestar aquella pregunta inicial, entonces, diremos que al igual que otros, somos un grupo de jóvenes que se preocupa por lo que está pasando, por lo que pasó y también por lo que vendrá. Solamente entendiendo esas tres instancias podremos decir, más adelante, quiénes somos.

Editores NR
Staff
Directora & Editora General
Sol Echevarría
notedejesllevar@gmail.com
http://mataralgato.blogspot.com

Co-editor General
Marcelo López
elsrbuenosaires@hotmail.com

Co-editor Ensayístico
Alejandro Boverio
aboverio@yahoo.com.ar

Editor Ilustraciones
Martín Legón
martinlegon@hotmail.com

Arte/Diseño/Web
Germán Geninatti
sherman@estudioalmacen.com
http://www.estudioalmacen.com