Volver Menú
Frío en Alaska, de Matías Capelli
(Eterna Cadencia, 2008)
Pablo Nicotera*

La novela de Matías Capelli desdibuja los límites. En primer lugar, lo límites geográficos: Lekman (el protagonista) es un pintor nórdico que vive en Buenos Aires; Fernanda (su novia) está en Inglaterra becada para escribir acerca de un pintor Turco, pero que vive en Londres; la ciudad de Buenos Aires parece invadida por extranjeros; incluso desde la portada se sugiere la eliminación de las fronteras, en un mapa en donde se mezclan y se unen a través de un mismo camino) Leeds, Londres, Alaska, el supermerado chino de Buenos Aires y el restauran de comidas rusas: “(…) él tenía mucho más para ganar que el resto, ni hablar del inglés, o sea, el turco, que ya era bastante reconocido.”

El límite entre la realidad y la fantasía, entre el sueño y la vigilia también aparece desdibujado. El relato te introduce en una noche de insomnio, en la cual Lekman sale a caminar y se pierde en el sueño; Mientras atraviesa un salar en un ómnibus, en un país desconocido, el sueño se mezcla con la realidad y los recuerdos, las relaciones, la introspección y la oscuridad de ciertos pensamientos vienen a la memoria para generar una incertidumbre inquietante, un efecto desestabilizador que deja al lector en medio de lo desconocido a través de una prosa que llega a tener momentos sublimes.

Con un lenguaje urbano y culto a la vez, Matías capelli lleva al lector a vivir en ese límite borroso y desconocido, casi sin conciencia en el que cualquier cosa puede suceder y los recuerdos se cruzan con referencias a lecturas de infancia, literatura contemporánea y clásicas (que contribuyen a borrar los límites), dejándonos, al final, con el sabor a soledad con el cual vive el protagonista.

*Autor
Pablo Nicotera nació en Quilmes en 1981. Cursa la carrera de letras en la Universidad de Buenos Aires desde el año 2001. Trabaja como investigador en la cátedra de Problemas de Literatura Latinoamericana en la misma Universidad. Es músico y escritor. Publicó varios textos en revistas como El Interpretador, EOM y Katarsis.