Intro
Anita Gomez


La curiosidad aguijonea desde diversos lugares. El aguijón es la búsqueda del estímulo de placer. Desde el collage del mundo y sus distintos soportes comunicacionales, la ficción se aproxima a la realidad tiñiendo nuestra percepción del mundo.



Esta selección se nutre de varios de los canales de difusión de la narrativa de hoy. Desde un libro, desde los posteos de un perfil de Facebook, la recomendación de un amigo, el recuerdo de alguna charla, alguien que escuchamos en un ciclo de lectura, un librero de confianza. En ese sentido, el momento actual abre, expande.



Nuestro vínculo con la narrativa tiene la particularidad de ser muy íntimo. Muy propio, plagado de nuestras referencias, nuestras fantasías. Desde ese espacio tan personal, surge la necesidad de promover, de agitar. El frenesí de la lectura se extiende cuando podemos compartirlo; cuando el entusiasmo nos toma, sea cual sea el resultado de la vivencia. Esa necesidad podría ser otro comienzo, lo extensivo, el deseo de prolongar alguna sensación. Las imágenes que siguen dentro nuestro toman dinamismo. Una vez que fueron leídas, se mueven, respiran y se transforman. Tienen el encanto de llevarnos a otras imágenes, a otras lecturas; de nosotros mismos y de nuestra realidad.