ABC
Rodrigo Ciríaco
Traducción: Lucía Tennina


Dios es brasileño. Pero el que manda es Marcola1. Sí, él es el patrón. No, profesor, no voy a entrar. Él es el que manda. Está bien, está bien, ya que el profesor insiste. Pero, escuchemé, no voy a completar los ejercicios ¡Ah, pendejo atorrante! Estoy cansado. A las cuatro de la mañana todavía era de noche, amigo. Sólohaciendo transas. Después, la play. No es nada fácil. Es jodido ese juego. Exige concentración ¿Qué cuál tengo? Ese de tiros. Pá pá pá. Me imagino con un siete-seis-cinco. Aunque al toque ya voy a estar con una automática en la mano. Y ahí me van a ver.


No, profesor, no voy a completar los ejercicios. No. No entiendo nada, la verdad. Estoy cansado de copiar solamente. No sé leer, no sé escribir ¿Contar? Por supuesto que cuento. Trabajo con dinero vivo. Si yo no cuento ¿quién me garantiza mi mensualidad? La vida es cara ¿Quién me paga las zapatillas, la ropa de marca? Papá y mamá no tengo. Ya fue. Todos muertos. A balazos. Pero no me calienta. Ya cicatrizó. Ni lloro. Es que los hombres no lloran, amigo. Sólo Jesús lloró. El tipo era buena gente, pero mirá, muy pacífico. Conmigo no, es con balas. Mi vida es en el barrio. Y en esta historia. Ni me mires a la cara. Me mirás, ¡pá! Ligaste un tiro.


El que guía mi mano es Marcola. ¿Si yo ya maté? Ay, profesor, ¿no se sabe la canción? Ya tengo trece años. Soy un bicho libre, un bicho formado. Estoy encuadrado2. Sí, ya estoy curtidísimo. Ya pagué hasta veneno. Un año en el orfanato. Varias rebeliones y más mierdas. Estoy acá de L.A.3, sólo porque el juez lo dijo. Igualmente, nadie me para. Ando por los pasillos, sólo en los márgenes. Dando unas vueltas, ganando pegando la fija. ¿Estudiar? Sólo entro a su clase, profesor, porque usted no es careta. Pero no estudio. Y sólo entro de vez en cuando. Sí, es que no hay más vueltas que darle, amigo. Es feo seguir llorando lo que ya reventó, ya se perdió. Viene deshaciéndose. Mi vida ahora es así, sólo en el reviente. ¿Cambiar? Sólo de parada. De vida no quiero. Estoy bien, profesor. Gracias por la preocupación, buena onda.


¡Ah, pendejo atorrante! Mirá, estoy saliendo. Me cansé de estar dentro del aula, en la escuela, qué sé yo. Acá todo está muy quieto. Me voy a la calle. Ahí está el agite. Sí. Ahí ya soy el maestro.



*Notas

1 Líder de la organización criminal Primeiro Comando da Capital (PCC) [Nota de la Traductora]


2 “Estar encuadrado” refiere a ser un cuadro dentro de la organización PCC. [Nota de la Traductora]


3 L.A. es la abreviación de Libertad Asistida: cuando un adolescente comete una infracción – ya que en Brasil no comenten crímenes mientras son menores de edad- y, de acuerdo con la gravedad de la infracción, queda un tiempo proporcional internado, acompañado por un Juez o por un Consejo Tutelar [Nota de la Traductora].


*Autor

Rodrigo Ciríaco nació en 1981 en la Zona Este de San Pablo. Profesor de Historia de la Red de Escuelas Públicas de la Ciudad de San Pablo. Estudió Historia en la Universidad de San Pablo y se formó también frecuentando el Sarau da Cooperifa todos los miércoles. Coordenador del proyectoLiteratura (é) Possível, que apunta a despertar el placer de la lectura y de la creación artística, a través de saraus, encuentros literarios, espectáculos teatrales y publicación de libros, dentro das escuelas. Es autor de Te pego lá fora (Edições Toró, 2008) y 100 Mágoas (Um por Todos, 2011), y organizador de la antología Pode Pá Que É Nóis Que Tá (Ed. UM POR TODOS, 2012. Edita desde 2006 el blog y fanzine:www.efeito-colateral.blogspot.com.