Sertón-Periferia: cordel y rima matuta (1) por los bordes de Sampa
Michel Yakini *


El movimiento de literatura de las periferias de San Pablo viene fortaleciendo en esta última década su evidencia en el escenario artístico del país, con la consolidación de diversos saraus de poesía, brío de la palabra hablada diseminada por los bares, espacios comunitarios y escuelas. Además de eso, crecen las producciones editoriales (2) de sellos independientes de ese movimiento, que viene decodificando los secretos y las tramas de las páginas. Sin embargo, nada florece de forma separada, oralidad y escritura representan, en ese contexto, un casamiento de abrazos y conflictos. La llamada literatura de la periferia presenta como un punto fuerte de esa tela tradicional la literatura de cordel, proveniente principalmente de la región nordeste con sus migrantes para alcanzar una morada de esperanza y reconstrucción en los bordes de las grandes ciudades. Para entender mejor por qué esas mareas se cruzan, es necesario contextualizar la historia de ese lugar llamado “Periferia”, un nombre sediento de plural, y del término “Literatura de Cordel”, tan tradicional y complejo en su definición.

Literatura de cordel.
La literatura de cordel, o simplemente Cordel, es una forma de expresión lingüística y cultural, normalmente escrita en poéticas narrativas, representadas en una extensa producción de folletos, publicados principalmente en el Nordeste brasileño desde el siglo XIX. Hasta la década del 50 esa producción era conocida como “folletos o versos”. Esos folletos son vendidos a precios accesibles en la ferias, mercados y en las calles. Aún siendo una producción escrita, esos versos están muy cerca de la oralidad, semejante a las pelejas, emboladas, improvisos, repentes y desafíos (3), que se reinventaron con la llegada de las máquinas tipográficas y culminó en un amplio sistema de publicaciones. Los autores y autoras de Cordel escriben mucho sobre temas como romances, religión, bandidismo, historias de animales, anti-héroes, hechos de repercusión social (inundaciones, sequías, fiestas), además de otras temáticas. En relación con la forma, la más común es la estrofa de seis versos (sextillas) en rima alternada (xaxaxa) o en siete sílabas y en décimas. Las tapas traen ilustraciones xilografiadas (grabadas en madera) vinculadas al tema, sin embargo hay autores que utilizan dibujos hechos a mano o collages como se hacía en las publicaciones del comienzo.
A pesar de que muchos registros apuntan que el origen del Cordel es Portugal o la Península Ibérica, es necesario considerar que el Cordel en Brasil fue resignificado con contribuciones indígenas y africanas, culturas que ya poseían formas orales de composición. En el caso africano, es importante destacar que incluso antes de que llegaran los portugueses a Brasil en el 1500, ya había africanos en la Península, sea por la confrontación con los Moros, por la llegada de los portugueses a África o por el sistema esclavista de esa región. En Brasil es necesario considerar la presencia de Akpalôs (4), que eran en su mayoría mujeres y narraban sus historias en sextillas y décimas en la región nordestina, contrariando otra afirmación generalizante que sostiene que sólo los hombres producen Cordel. Por eso, es marcante ver a la comunidad negra (hombres y mujeres) actuando como cantadores, repentistas, emboladores y poetas de la voz del nordeste brasileño, así como es difícil definir un “origen verdadero” del cordel sin antes considerar las varias venas históricas de Brasil.

Periferia: una invención suburbana
Las periferias suburbanas son y siempre fueron un caldero cultural en ebullición. Con acentos, sabores y labores de muchos orígenes y tiempos. En el caso paulistano, las periferias se establecieron en los corrales del ideal parisino, marcados por las corbatas y sus grandes casas, en el centro viejo de la ciudad, en una época contemporánea a la “Abolición de la Esclavitud” (5). Ese período representó la salida de la comunidad negra, hasta entonces esclavizada, de las senzalas en los fondos de las grandes casas, para encontrarse a su suerte en las calles, sin indemnizaciones, empleo, casa, salud ni dignidad. Así surgen las primeras comunidades de Parque Dom Pedro, Brás, Bexiga, Barra Funda y Casa Verde, lugares conocidos como “barrios negros”, por la predominancia étnica que sobrevivía por los alrededores. A lo largo de décadas, la necesidad de autoorganización por la precariedad de servicios públicos, y de resistencia cultural, por el genocidio convencido ejecutado por los de turno, culminó en organizaciones independientes como bailes, periódicos, terreiros religiosos y grupos artísticos ligados a la música, principalmente al samba (ritmo que llegó por las marcas de los bumbos, proveniente de ciudades como Pirapora y Tietê). En síntesis, es por migajas desparramadas de lapiceras imperiales que la periferia, antes conocida como “barrios negros”, se reinventó y se volvió semilla de auto-afirmación.

Paulicéia (6) nordestina: expansiones y migraciones
Ese contingente formado en torno del centro de la ciudad se fue expandiendo y atravesó el río Tietê para formar los barrios de la zona norte y noroeste como Pirituba, Jaraguá, Brasilândia y Perus y los poblados barrios de la zona este y la zona sur. Ese flujo subió laderas junto con migraciones mineras y nordestinas a lo largo del siglo XX. El deslocamiento forzado tuvo como ingrediente principal la falta de oportunidades en el trabajo asalariado, reservado con todo cuidado y planeamiento a los europeos y asiáticos, principalmente italianos y japoneses.
La migración nordestina se dio de forma más intensa en San Pablo a partir de los años 30, cuando el número de migrantes nacionales superó el de inmigrante debido a la industrialización y la acumulación de capital de la región centro-sur de Brasil, en paralelo a la crisis económica de la región nordeste, con predominancia de latifundios, concentración de rentas y surgimiento avasallador de sequías. Las poblaciones nordestinas en San Pablo se fueron concentrando en los extremos de la ciudad, o sea, en los barrios de la periferia. La llegada de cada ciudadano o familia, llegados muchas veces en “Paus de Arara” (7) representaba no solamente el sueño de días mejores y de condiciones de vida más dignas, sino también una rica contribución cultural que ese pueblo traía en términos étnicos, lingüísticos, religiosos, culinarios, agrícolas, artísticos y saberes populares, oriundos de varios estados y ciudades nordestinas (8). Otro hecho relevante es que buena parte de los nordestinos en San Pablo vinieron a trabajar en la construcción civil y son responsables de la mayoría de los rascacielos que componen ese paisaje urbano.
Un ejemplo importante en el campo literario que ilustra esa relación entre San Pablo y las migraciones nordestinas es la poesía Triste Partida del cantador y poeta Patativa do Assaré (9), texto que se volvió conocido en 1964 con la versión musical de Luiz Gonzaga (10), pero que es constantemente republicado en folletos. Patativa es un poeta de los más reverenciados en la literatura brasileña, memorizaba sus poemas y sólo después los escribía o se los dictaba a alguien. No se denominaba un cordelista y sí un “poeta matuto”, pero como su composición era muy semejante al cordel, muchos consideran su obra como referencia en ese sentido. La oralidad era pieza clave de su producción, en la que el uso diferente de la gramática normativa brasileña demuestra una de las variaciones lingüísticas del portugués brasileño.

Sem chuva na terra
Descamba janeiro
Até fevereiro
No mesmo verão
Entonce o nortista
Pensando consigo:
Diz: “Isso é castigo”
Não chove mais não.

Apela pra março
Que é o mês preferido
Do santo querido
Sinhô São José
Mas nada de chuva
Tá tudo sem jeito
Lhe foge do peito
O resto da fé

[Sin lluvia en la tierra
Pantano enero
Hasta febrero
En el mismo verano
Entonce el nortista
Pensando consigo:
Dice: “Esto es castigo”
Ya no llueva más

Llama a marzo
Que es el mes preferido
Del santo querido
Señor San José
Pero nada de lluvia
Está todo sin gracia
Le hulle del pecho
El resto de la fé]

Después de dejar claro el problema de la sequía Patativa describe cuál es la salida del sertanejo en esa situación:
Agora pensando
Ele segue outra tria
Convida a famía
E começa a dizer
Eu vendo meu burro Meu jegue e o cavalo Nóis vamo a São Paulo Viver ou morrer

[Ahora pensando
El sigue otra tria
Convida la famía
Y empieza a decir
Yo vendo a mi burro
Mi yegua y caballo
Nos vamos a San Pablo
Vivir o morir]

Cordel y literatura Marginal/Periférica

Desde que la población nordestina migró a San Pablo la literatura de cordel fue parte del equipaje. Hay quien considera, por ejemplo, que el lenguaje del Rap y de las batallas de improvisación, en el escenario del Hip-Hop desde los años 80, tiene mucho de las letras y el ritmo nordestino, por eso asumieron una cara bien brasileña. En relación al movimiento de literatura de las periferias de la ciudad, el cordel aparece de forma marcante en varias publicaciones y en los verbos y acentos de saraus literarios.
Uno de los marcos en términos de publicación colectiva en las periferias de San Pablo son las tres ediciones especiales de la Revista Caros Amigos/Literatura Marginal: a cultura da periferia, organizada por Ferréz (11) entre 2001 y 2004. En esos ejemplares es fuerte, a partir del Ato II (2002) la referencia al Cordel en los escritos de autores y raperos: Gato Preto y Ridson Mariano da Paixão (Dugueto Shabazz) citan en sus mini-biografías que pertenecen al grupo Extremamente cordel urbano, confirmando la aproximación entre Cordel y Rap. Además, en el Ato II de la revista hay una publicación del poeta cearense Antonio Klévisson Viana, con la poesía de cordel “ABC popular de la Poesía Marginal”.
Otra obra destacable de la literatura de cordel entre los escritores de la periferia es Zagaia (2007), del poeta y dramaturgo Allan da Rosa, escrita en formato de cordel tradicional con 64 estrofas, en sextillas de siete sílabas rimadas, acróstico con su firma final y con ilustraciones del artista Marcelo D-Salete. Sin embargo, Allan escribe un cordel con aspectos entre lo agreste y el espacio urbano, trenzando cultura negra con la poética nordestina, contando la saga de Zagaia, un niño proveniente del estado de Minas Gerais que en sus andanzas va presentando fantasías, desilusiones, amores y desigualdades.
El poeta Francis Gomes, coterráneo de Patativa do Assaré, presidente de la Asociación Cultural de Literatura de Cordel en Brasil (12), de la ciudad de Suzano-SP, es otro aspecto a destacar en esa relación entre cordel y literatura de la periferia. Francis es autor de 17 libretos de cordel y fue premiado en varios concursos literarios, recientemente lanzó su primer libro titulado Ecos del Silencio (2011).
Ya en el bar de Santista, barrio de Pirituba, donde ocurre desde el 2007 el Sarau Elo da Corrente, las noches de los jueves, el cordel es una de las fuerzas del recital, principalmente en las voces y en los escritos de los premiados poetas João do Nascimento Santos y Zé Correia (13). El cordel está intrínsecamente ligado a la formación y el encuentro entre los dos, pues ambos nacieron en el sertón bahiano, en la ciudad de Chorrochó, y no tuvieron acceso al estudio formal, sin embargo se alfabetizaron con las lecturas en ronda que sus familias hacían con folletos de cordel. Así como muchos nordestinos llegaron a San Pablo y no se conocían hasta entonces, pasados casi treinta años, se conocieron debido a la literatura. Zé Correia, ya jubilado, recibió de su sobrina un folleto de João do Nascimento y empezó a frecuentar las rondas poéticas en el bar de Santista. Desde entonces, ellos son una presencia garantizada en el Sarau Elo da Corrente y recientemente (enero del 2012) volvieron a su tierra natal con otros artistas de los saraus Elo da Corrente y Poesia na Brasa (14), para lanzar sus folletos entre sus coterráneos.
Zé Correia utiliza en sus versos características de Cordel tradicional, siguiendo las rimas y las estrofas, sin embargo su métrica es libre, pues suele adaptar su poesía a la forma cantada, como podemos observar en la introducción de uno de sus folletos:

Sou da Bahia
Das caatingas do sertão
Na mata fechada morava
Pai, mãe e meus irmão
Um dia de lá me piquei
Desde que aqui cheguei
Trabalho pra ganhar o pão

Sempre vivi feliz
Morando no meu lugar
E aqui me sinto bem
Não tenho que reclamar
Escrevo os livros meus
Todo dia agradeço a Deus
Por tudo que ele me dá

[Soy de Bahía
De las caatingas del sertón
En la mata cerrada vivía
Papá, mamá y mi hermano
Un día de ahí me las piqué
Hasta que aquí llegué
Trabajo para ganar el pan

Siempre viví feliz
Viviendo en mi lugar
Y aquí me siento bien
No me tengo de qué quejar
Escribo los libros míos
Le agradezco a Dios todos los días
Por todo lo que él me da]

En el folleto El hombre que vio el perro, João do Nascimento presenta un cordel en narrativa épica, que alterna suspenso y comedia, versando la saga de un yo-lírico que ve maravillas, misterios y vive situaciones inusitadas, aunque al comienzo del folleto alerta garantía de verosimilitud:
É impossível contar
toda visage que vi
Umas não me interessavam
Outras nem olhei pra si
Mas o que conto é verdade
Porque não aprendi a menti

Num espirro desse bicho
Saiu da venta uns tatus
Uma cobra cascavel
Um macaco e dez jacus
Um corujão de buraco
E quatrocentos pacus

[Es imposible contar
Toda visiones que vi
Unas no me interesaban
Otras ni miré para sí
Pero lo que cuento es verdad
Porque no aprendí a mentí

En un estornudo de ese bicho
Salieron a la venta unos tatú
Una cobra cascabel
Un mono y diez jacus
Un corujao de agujero
Y cuatrocientos pacus]

En síntesis, el cordel es una de las presencias más fuertes en los saraus de las periferias de San Pablo y además de los cordelistas es común escuchar en los saraus personas recitando poetas de vena cordelista como Zé da Luz, Patativa, Costa Silva, pues el Cordel continúa pulsante y renovando la imaginación y la creatividad de quien aprecia y produce esa tradición. En este contexto, es cierto y la literatura en las periferias de la ciudad se resignifica y se fortalece, en una lluvia de versos que viene sembrando palabras y acciones fértiles en ese inmenso sertón-periferia.

TRADUCCIÓN: Lucía Tennina.
Notas
(1) Matuto es un término que representa la forma de ser y pensar del hombre del Sertón, o sea, representa la cosmovisión de ese puebo, se utiliza por muchas personas comom forma de afirmación cultural, pero debido a las diferencias com las costumbres del medio urbano, es común ver el término matuto vinculado a intenciones peyorativas y etnocéntricas, como ingenuo, ignorante e inculto.
(2) Mensualmente se lanzan muchos libros por las periferias de San Pablo y son editados por los sellos independientes idealizados por los mismos escritores, como Edições Toró, Elo da Corrente Edições, Suburvano Convicto Edições, Um Por Todos Edições.
(3) Estilos diferentes de improvisación oral [Nota de la Traductora].
(4) Institución africana creadores de alô (cuentos), en su mayoría mujeres que recitaban y narraban historias de ingenios, entre sí y a los niños blancos. Recitaban canciones de niños, historias de animales, romances portugueses. Esa presencia fue fundamental en la formación del vocabulario infantil del portugués brasileño próximo a las lenguas africanas.
(5) Ocurrió el 13 de mayo de 1888, bajo el nombre de “Ley Áurea” que prohibió la esclavitud en Brasil.
(6) Forma peculiar de referirse a la ciudad de San Pablo en referencia a la obra “Paulicéia Desvairada” del escritor modernista Mário de Andrade, publicada en 1922.
(7) Medio de transporte colectivo irregular que consiste en adaptar camiones como ómnibus convencionales.
(8) La región del Nordeste es la tercera más grande de Brasil, compuesta por nueve Estados:Alagoas, Bahia, Ceará, Maranhão, Paraíba, Piaui, Pernambuco, Rio Grande do Norte y Sergipe.
(9) Antonio Gonçalves da Silva (1909-2002), conocido como Patativa do Assaré, vulgo compuesto por un nombre de un pájaro y de su ciudad natal del estado de Ceará. Fue poeta, cantador, compositor e improvisador.
(10) Luiz Gonzaga do Nascimento (1912-1989), nacido en la ciudad de Exu-Pe, músico y compositor conocido como el Rey del Baión (ritmo popular).
(11) Prosador y rapero, autor de Capão Pecado y Manual Prático do Ódio, fundador del movimiento 1Dasul y de la editorial Selo Povo. Importante exponente, escritor, productor y activista de la escena cultural de la periferia paulistana.
(12) Asociación creada em 2002, idealizada por el escritor Adelmiro Alves (Sacolinha), formada por poetas y escritores, desarrollando proyectos para la formación de lectores y exigiendo políticas públicas para el escritor.
(13) Ambos recibieron em 20120 el Premio Literatura de Cordel –Ediciones Patativa do Assaré, del Ministerio de Cultura, por la edición de folletos El hombre que vio el perro y Bolsa Vacía y otras rimas matutas, respectivamente, publicados por el sello Elo da Corrente Edições.
(14) Sarau que se lleva a cabo dos sábados por mes en un bar Del barrio de Brasilândia [Nota de La Traductora].
Bibliografia
SANTOS, Francisca Pereira dos (Fanka). Água da mesma onda: A peleja epistolar entre a poetisa Bastinha e o poeta Patativa do Assaré. Fortaleza: Editora Iris, 2011.
GRANJEIRO, Cláudia Rejanne Pinheiro. O discurso religioso na Literatura de Cordel de Juazeiro do Norte. Crato: A Província Ediciones, 2002.
NASCIMENTO, Érica Peçanha do. Vozes Marginais na Literatura. Rio de Janeiro: Aeroplano Editora, 2009.
Revista Cultura Crí-ti-ca: Literatura de Cordel: nº 6. San Pablo: Apropuc, 2007
Obras literárias
FERRÉZ (org.). Caros Amigos Especial. Literatura Marginal: a cultura da periferia: ato II. San Pablo, 2002.
ROSA, Allan Santos da. Zagaia. San Pablo, DCL, 2007.
CORREIA, Zé. São Paulo ao Rio de Janeiro. San Pablo: Ed. del autor, 2011.
SANTOS, João do Nascimento. O Homem que viu o Cão. San Pablo: Elo da Corrente Ediciones, 2010.
Sites e blogs
http://letras.terra.com.br/luiz-gonzaga/82378/
http://edicoestoro.net/
http://poetafrancisgomes.blogspot.com/
http://literaturanobrasil.blogspot.com
http://alma-de-ninguem.blogspot.com/
http://elo-da-corrente.blogspot.com
*Autor
Michel Yakini Michel Yakini (Michel da Silva Ceriaco Almeida) es escritor, poeta, editor y productor cultural. Publicó "Desencontros" (cuentos, 2007) y participó de diversas antologías. Prepara su nuevo libro de poemas titulado "acorde um verso", com publicación prevista para el 2012. Co-fundador del Colectivo Literario Sarau Elo da Corrente e integrante del movimiento literario de las periferias de San Pablo. Estudió Ciencias Sociales em la Universidade Federal de Paraná (UFPR), pero no terminó, y actualmente estudia Letras en la Universidad de San Paulo (USP).