Volver Menú
Manual de vuelo
Jimena Repetto*

sobre En tiempos breves de Luisa Irene Ickowicz
(Editorial Paidós, 2008)

Dicen los que saben pilotar aviones que no hay nada más difícil que el despegue y el aterrizaje. Tal vez lo mismo se podría pensar de los procesos de escritura de un guión. El maremágnum de ideas que en un principio hacen cosquillas al guionista, debe finalmente articularse en un texto creativo y preciso que responda a los principios del lenguaje audiovisual. En tiempos breves de Luisa Irene Ickowicz es un manual para guionistas que, con una exposición clara, elabora un recorrido sobre los elementos que componen la escritura guión y sus diferentes formatos. El texto combina un profundo conocimiento de las herramientas audiovisuales, una presentación metodológica innovadora y una actitud abierta hacia los procesos creativos que se ejemplifica con los proyectos que el libro presenta.
Ickowicz es la guionista de diversas películas y documentales -entre ellas Convivencia (1994), La edad del sol (1999), Botín de guerra (2000), Ciudad del sol (2001) y Hacer patria (2006)- y diversos programas para televisión y piezas teatrales. Además, hace años que acompaña el ejercicio autoral con la práctica docente. Hoy por hoy, dicta talleres y consultorías, trabaja en el Instituto Universitario Nacional de las Artes (IUNA) en la cátedra de Desarrollo de Proyecto de Grado I y II y es profesora titular de la cátedra de Guión II, en la carrera de Diseño de Imagen y Sonido en la Facultad de Diseño y Urbanismo (UBA).
Conciente de las problemáticas más recurrentes de aquellos que se inician en la escritura de guiones, el texto, lejos de imponer un camino, da herramientas para que cada escritor encuentre el propio. “Estoy convencida de que cada historia encierra una cierta sabiduría y que nuestro trabajo es dejar que esta sabiduría aflore. Escribir es develar lo oculto. Escribir bien es un largo aprendizaje. Conocer las cuestiones generales que comparten todos los relatos nos ayuda a disponer de mejores interrogantes para enfrentar los enigmas. Pero cada historia es una aventura particular y única.”, nos dice.
Los años de experiencia docente de Ickowicz la llevan a escribir de forma precisa, sin dejar de lado la exposición conceptual. El tiempo de la narración, el proceso creativo, la construcción dramática, la temática y la caracterización de los personajes son algunos de los temas que se trabajan en el libro. Lejos del dogmatismo que almidona los instructivos clásicos, se exponen los elementos que hacen a la escritura a través del análisis de guiones, planteando las dudas que surgen a cualquier guionista e indagando sus posibles respuestas en una práctica conjunta de docente-alumnos que reproduce charlas de taller. El aprendizaje no está dado por la imposición de conceptos y normativas, sino en la posibilidad de deducir los cómos y por qués que pautan la estructura del guión. Y para aquel que aún tiene alguna duda, al final del texto se presenta un glosario que sintetiza los temas tratados.
Podemos decir entonces que el gran hallazgo del libro es que plantea cuestiones formales desde una perspectiva dinámica. “La escritura cinematográfica conforma un sistema, y es en el relato donde ese sistema se plasma. Si el relato es la música, el guión es su partitura.”, es uno de los ejemplos que utiliza.
Asimismo, indaga las peculiaridades de un corto y un largo, desterrando la duración temporal como principio regente a la hora de la escritura. “El trabajo de la narración no consiste en “hacer entrar” una historia en diez minutos o “estirarla” para que “dure” una hora y media. El relato es un sistema puesto en funcionamiento para contar una historia; y la historia es la que define su duración”. De este modo instaura la necesidad de preguntarse sobre las posibilidades narratológicas de cada historia y así pensar cuál sería el formato que favorecería su exposición.
En tiempos breves permite al guionista despegar en su creatividad para aterrizar en tierra firme a la hora de plasmar su texto. Tomar distancia de las propias ideas, le permite al autor ver con claridad los logros y puntos flojos de la propia escritura. Y si, como dicen, tanto para pilotar un avión, como para escribir, lo que hace falta es sentido común, estar alerta, ser perseverante y sentirse entusiasmado, entonces En tiempos breves bien puede ser leído como un manual de vuelo cinematográfico.

*Autor
Jimena Repetto es pelirroja desde el 2 de agosto de 1980. Algunos sucesos de su vida la vincularon de forma íntima con la literatura. Ya parió un correcto diploma de Lic. en Letras -con la ayuda quirúrgica de la Universidad de Buenos Aires- y una hijita caprichosa llamada “Siamesa”, que suele ser la revista que dirige cuando se porta bien. Ha colaborado con diversas publicaciones y en el 2008 participa del proyecto de “Poesía manuscrita” de Color Pastel. Para mayor información, hete aquí su blog http://www.hamacanaranja.blogspot.com/ Desde ya, le resulta muy simpático el hecho de tener que escribir esta apócrifa autobiografía.