EL REPASADOR DE MAMÁ
Mamá hizo pollo al horno y se limpió las manos.
Si la historia del mundo está en la manija de una taza
el universo vive en el repasador de la vieja.
Un choque de Galaxias
un caldo primordial
la representación del total
en un cuadrado de tela.
(¿El ojo de mi hija visto por el Dr. Umpiérrez
a través de una lámpara de hendidura?
¿El ventilador centrífugo que convierte lo chico en lo grande?
¿La piletita centrípeta llevándose las miguitas,
haciendo de lo grande lo chico?
Iguazúes que se comen la ceguera
la luz.
Una gota de sangre que de pronto es la pared roja
donde cuelga tu foto de casamiento.
Un mundo adentro de otro.
El dinosaurio Barney naciendo en el útero de una hormiga.
La ecografía de esa hormiga que pisó la cabeza de Dios.)
El repasador de mamá.
Qué grande la vieja.

POEMA MÍNIMO PARA MI SICOANALISTA


Por ansiedad
gozo
todos los días un poquito
por no poder
o no saber
esperar
el goce completo.

Y entonces algún día moriré
de sobredosis de abstinencia.

Walter Iannelli

Biografía: Trabajó como docente, jurado y editor en diversos organismos (Subsecretaría de Cultura de la Pcia. de Buenos Aires, Centro Cultural Recoleta y dirección de Cultura del Municipio de Morón, entre otros) Dirigió la revista literaria Otras puertas y la colección “Trilce” de poesía. Cuentos de su libro Alguien está esperando (distinguido por el Fondo Nacional de las Artes en 1995) fueron llevados al cortometraje por integrantes de la carrera de Imagen y Sonido de la U.B.A. Desde el año 1999 tiene a cargo el taller del portal La Cultura. En el 2001 obtuvo el II premio Fondo Nacional de las Artes de Novela por Sanpaku, novela que publicó en el año 2002 por la editorial Simurg. Este año publicó Zumatra y la mecánica de tu corpiño, un libro de poemas, por ediciones de La Cultura.